Copyright © 1996-2003 Jesús Noriega
  domingo, 20 de abril de 2014
Realidades Alternativas y Estados Alterados de Conciencia 
 Emergencias Phantastika Proyecto H.A.P.T. LOGON Enteógenos Rincón Cannábico Ars Erotica Cuerpo Mentes

 
[ + Recursos ]

  HOME ARTICULARIA SALÓN NOTICIAS PERSONAE CINE  
La prodigiosa saga de los entes descarnados
Parte I
Las pistas de Aleister Crowley
PROYECTO H.A.P.T. - 19/06/02 21:00 publicado por Demian
En tus viajes por el otro mundo... ¿Te has encontrado alguna vez con una criatura viva? ¿Un ente espiritual, tal vez? ¿El espíritu de una planta, quizás? Pues si es así, ten cuidado. Como podrás leer aquí, ¡algunos de estos seres muerden!

Pero... por otro lado quizás estos encuentros furtivos con las presencias que pueblan “esos otros estados de conciencia” no sean sino valiosas claves que nos ayuden a comprender nuestra realidad y a nosotros mismos.

Introducción
Por Demian


(Ilustración de Jesús Noriega perteneciente a la serie
'Los Entes del otro lado de la percepción')

Comienza en Tempus Fungui una serie especial dentro de la sección Proyecto H.A.P.T. (Historia Alternativa del Planeta Tierra) que representa el primer acercamiento a un tema maldito donde los haya: los contactos con inteligencias y criaturas de naturaleza no-física durante algunas experiencias de EAC (Estados Alterados de Conciencia).

Se trata de un intento de sistematizar, a lo largo de una selección de artículos sobre diferentes temas y de diferentes autores, la naturaleza de las criaturas y entidades con las que algunos viajeros han contactado en sus desplazamientos por otros, digamos, planos de la realidad.

Estos contactos tienen en común que se han producido mediante el uso de prácticas que de un modo u otro generan Estados Alterados de Conciencia, técnicas tan esotéricas como el consumo de drogas visionarias, la práctica ritual mágica y religiosa, el chamanismo, las técnicas de Mágia[k] -Magick- de Aleister Crowley, el mediumnismo, el viaje astral, y un largo etcétera de procedimientos considerados por el público en general como “cosas de chiflados” o “supersticiones absurdas”.

Pero antes de adentrarnos en tan pantanosas aguas de la mano de Robert Antón Wilson, Aleister Crowley y el ufólogo Jacques Vallée, creemos conveniente recordar algunas de las ideas que desde estas páginas hemos venido expresando.

Hablar de Entes Descarnados (es decir, criaturas “sin realidad” en el mundo físico, tales como los ángeles y los demonios, las Inteligencias Superiores de Crowley, los Espíritus de las Plantas Maestro, los entes mecánicos del DMT, las criaturas de la Ketamina, los inclasificables seres de la Salvia Divinorum, los espíritus de los muertos, los alienígenas canalizados, o, ¿por qué no? Los Dioses Primigenios de los Mitos de Cthulhu de H.P. Lovecraft) no implica necesariamente creer en la verdad de su existencia en el mundo “real” o con un estado mental ordinario.

Muchas veces estas criatura son los arquetipos más profundamente instalados en el inconsciente colectivo. Son lo que emerge cuando de una forma u otra bajamos las barreras protectoras de nuestro yo consciente. Otras veces, sin embargo, las voces en la cabeza no son sino el síntoma de un trastorno grave de la mente y las figuras representaciones delirantes de una psicología atormentada.

No confundamos las cosas (dentro de lo posible). Nuestro deber es mantener la cabeza clara y recomendar enfrentarse a las supuestas revelaciones que aparecen en estos artículos con un escepticismo consciente:

Creo en todo,
Nada es sagrado

No creo en nada,
Todo es sagrado



Crowleymas, 1974

Tal como fué contado por el Frater Robert Anton Wilson (Santo Discordiano, Iniciado del OTO y Hermano Acuático CAW) en su Impresionante Obra Maestra de Iluminación Especulativa 'El Disparador Cósmico.'(*) Recordando Crowleymas (12 de Octubre) 1974, el hermano Wilson ha expuesto elocuentemente:

...Y entonces llegó Jacques Vallee

Quería hablar con el Doctor Vallee desde hacía meses, así que inmediatamente le “secuestré” llevándole conmigo a una sala acerca de la cual los otros asistentes no habían sido informados. Por el camino, Hymenaeus Alpha (Grady McMurty), Califa de la Ordo Templi Orientis, y su mujer, Phylis, se unieron a nosotros.

El “Escéptico” (*) había escuchado una conferencia de Jacques Vallee en Science and Spirit, patrocinada por la Sociedad Teosófica, a principios de año. Vallee había optado por un nuevo acercamiento al misterio de los OVNIS y estaba introduciendo sistemáticamente todos los informes sobre contactos extraterrestres en un ordenador gigante. El ordenador había sido programado para buscar patrones repetidos entre estos datos. Jacques dijo que la evidencia emergente le sugería que los OVNIs no eran extraterrestres en absoluto, sino que parecían ser más bien sistemas inteligentes intentando convencernos de que eran extraterrestres.

[De hecho, incluso como nuestro Querido Hermano Terence McKenna ha dicho: “Somos parte de una relación simbiótica con algo que se disfraza a sí mismo de una invasión extraterrestre de modo que no nos alarme.” –B:.B:.]

El Escéptico podía comenzar ahora a bombardear a preguntas a Jacques acerca de su evidencia sobre que no se trataba realmente de seres extraterrestres. Éste explicó que, al analizar los informes en orden cronológico, parecía como si Ellos (lo que quiera que fuesen) siempre se esforzasen en ofrecer la impresión de que son algo que la sociedad que están visitando pueda entender.

En las visiones medievales, dijo, se autodenominaban ángeles; en la gran oleada de avistamientos de 1902 en varios estados de EEUU, uno de los pasajeros de la aeronave habló con un granjero de Virginia Occidental y le afirmó que se trataba de un aparato inventado y lanzado a los cielos desde Kansas; en los contactos de los 40 y los 50, ellos a menudo decían provenir de Venus; ahora que se conoce mucho más sobre Venus y se piensa que es incapaz de albergar la vida, ellos afirman venir de otro sistema estelar de nuestra galaxia.

'¿De dónde piensas que provienen?' Pregunté.

El Doctor Vallee se mostró entonces en su forma clásica de científico que “NO-Especula-Más-Allá-De-Los-Datos” y sacudió la cabeza. “Puedo teorizar, y teorizar, eternamente,” dijo, “pero ¿es eso mejor que simplemente estudiar los datos más profundamente y buscar algunas pistas?”

“Pero debes de tener alguna intuición personal,” insistí.

Pareció asentir graciosamente. “están relacionados con el espacio-tiempo de modos para los cuales no disponemos, por el momento, de conceptos,” dijo. “no pueden explicarnos su naturaleza porque no estamos preparados para entenderla.”

Le pregunté a Grady McMurty si Aleister Crowley le había dicho alguna vez algo que implicara la teoría extraterrestre que Kenneth Grant, la Cabeza Exterior de otro Ordo Templi Orientis, daba a entender en sus relatos sobre los contactos de Crowley con Inteligencias Sutiles.

“Algunas de las cosas que Aleister me contó,” replicó cuidadosamente Grady, “pueden ser interpretadas como pistas que apuntan en esa dirección”. Prosiguió citando algunos de los aforismos de Crowley acerca de varias de las entidades “estándar” que pueden ser contactados mediante las técnicas de Magick.

Los espíritus de Abramelin, por ejemplo, deben ser vigilados con extremo cuidado. “Muerden,” explicaba Aleister en su mejor estilo “estoy-bromeando-o-no”. Los “ángeles” Enochianos, por otro lado, no siempre necesitan ser invocados. “Cuando estás preparado, ellos vienen a ti,” escribió Crowley.

[ Las Entidades Enochianas (se pronuncia “enoquianas”) fueron contactadas por primera vez por el Doctor John Dee a principios del Siglo XVII. El Dr. Dee, astrólogo de la corte de la Reina Isabel I y también importante matemático, ha despertado enconadas controversias desde su propio tiempo hasta nuestros días: algunos autores se refieren a él como a un genio de primer nivel y otros como a un astuto lunático. De acuerdo con dos interesantes libros, “The World Stage” y “The Rosicrucian Enlightenment”, ambos del más que escrupuloso historiador Dr. Francis Yates, John Dee fue casi con toda certeza uno de los primeros participantes en las sociedades secretas de los Illuminati y la Hermandad Rosacruz de su tiempo, las cuales jugaron un papel principal en el nacimiento de la ciencia moderna. El OVNInauta proveniente de Urano que supuestamente comunicó por radio con dos oficiales de Inteligencia Naval norteamericana dijo que su nombre era AFFA, nombre que es también una palabra en el idioma angélico utilizado por las entidades que contactaron con John Dee. Significa “Nada”. Hay que recordar además al contactado George Hunt Williamson que también obtuvo algunas palabras en idioma angélico de sus “Hermanos del Espacio”]

“La característica común más destacada de los contactos OVNI”, dijo Jacques Vallee en este punto, “es la incoherencia. En la actualidad, después de procesar todos estos datos, mantengo graves reservas acerca de la realidad física de los detalles que ofrecen los testigos”

“Son como las víctimas de un accidente de automóvil. Todo lo que saben es que algo muy serio les ha ocurrido. Tan sólo el hecho de que en muchos casos existen otros testimonios de testigos, que han visto algo muy raro en el cielo justo antes de que el “contactado” tuviera su extraña experiencia, justifica la asunción de que lo que fuera que haya pasado sea algo más que una experiencia subjetiva.

“Por lo general”, resumió el Dr. Vallee, “los contactados vuelven de la experiencia con una nueva perspectiva de la Humanidad. Una perspectiva religiosa, en términos generales. Pero todos los detalles son contradictorios y confusos.” Destacó por ejemplo los recuerdos de pequeños hombrecillos verdes, gigantes púrpuras, naves con paredes y ventanas, etc., como fenómenos que caerían de lleno en la categoría que los psicólogos denominan “memoria sustitutiva”, ofrecida como alternativa por el ingenioso cerebro cuando la experiencia real es demasiado incomprensible para ser clasificada.

Pregunté entonces cuántos en la habitación habían tenido alguna experiencia de contacto con lo que pudiera catalogarse como una “inteligencia superior”. Grady y Phylis McMurty levantaron la mano, cosa que también hicieron dos jóvenes magos de la zona de Los Angeles y yo mismo. Jacques Vallee, curiosamente, pareció como si fuera a levantar la mano pero de repente cambió de opinión y no lo hizo. Yo dije que me inclinaba a pensar que las Inteligencias Superiores eran extraterrestres, y pregunté a los otros qué pensaban al respecto.

Grady McMurty –Califa de la Sociedad mágica fundada por Crowley Ordo Templi Orientis- dijo que, para él, la teoría de que las Inteligencias Superiores procedían de Otras dimensiones tenía mucho más sentido que la idea del origen extraterreste de las entidades entrando con naves espaciales en nuestra biosfera.

Los dos magos de Los Angeles estuvieron de acuerdo.

Tom, que había sido hechicero durante cinco años y no había levantado la mano cuando pregunté quien había tenido contactos con entidades, dijo que las Inteligencias Superiores estaban contenidos en nuestro lenguaje y nuestros números, tal como piensan los cabalistas, y no poseen otro tipo de existencia. Además añadió que cada vez que había intentado explicar esto, la gente pensaba que se estaba volviendo esquizofrénico e incluso él mismo había comenzado a temer que pudieran estar en lo cierto, así que prefería no tratar el tema en absoluto. Tom, que es programador informático de profesión y hechicero sólo por religión (**), completó aún más su línea de pensamiento diciendo que todo lo que existe es información y código; nosotros tan sólo nos imaginamos que tenemos cuerpos y que vivimos en un punto y momento concreto del espacio-tiempo.

El Doctor Vallee escuchó todo esto con una leve sonrisa, pero no pareció que nos considerase locos a ninguno de nosotros.

[ Unos días después, en una discusión con el Dr. Wesley Hiler, ex-psicólogo de la prisión de Vacaville, le pregunté qué era lo que él realmente pensaba acerca de los contactos extraterrestres del Dr. Timothy Leary. Específicamente, ya que él no consideraba a Leary como a un loco o un alucinado, ¿qué estaba sucediendo cuando Leary pensaba que recibía comunicaciones telepáticas de seres extraterrestres?
”Cada hombre y cada mujer que alcanza los niveles más altos de desarrollo espiritual e intelectual”, dijo calmadamente el Dr. Hiler, “siente la presencia de una Inteligencia Superior. Ninguna de nuestras teorías al respecto ha podido ser probada. Sócrates lo llamaba su daemon. Otros los denominaban dioses o ángeles. Leary les llamaba extraterrestres. Tal vez sea una parte de nuestro cerebro, una que normalmente no utilizamos. ¿Quíen sabe?” ]


Ya que todo el mundo en la habitación o bien había tenido experiencias de contactos con otras inteligencias o bien estaban dispuestos a especular sobre el fenómeno (y estudiarlo objetivamente más que limitarse a apartarlo de la vista con la etiqueta de “alucinación”), comencé a exponer mi discurso acerca del paralelismo entre las figuras de Leary y Wilhelm Reich. “La obsesión con destruir a ambos, al Dr. Leary y al Dr. Reich, alcanzó su punto culminante justo después de que ellos informaran de sus contactos extraterrestres,” dije. “Tengo teorías realmente extrañas acerca de lo que esto significa...”

Grady McMurty meneó vigorosamente la cabeza. “Esa es la cuestión de los 64.000 dólares,” dijo enfáticamente. “Durante años he preguntado a Phylis y a todo el mundo que conozco: ¿por qué la gnosis es siempre perseguida por el orden establecido? Cada vez que el nivel de energía aumenta y se producen iluminaciones en grupo y a gran escala, los brazos locales de la Inquisición persiguen a los iluminados hasta aplastarlos. ¿Por qué?, ¿por qué?, ¿por qué?”

Nadie tenía ninguna idea concluyente.

“Os diré lo que pienso,” dijo Grady. “Hay una guerra en el Cielo. Las Inteligencias Superiores, quienquiera que ellos sean, no juegan realmente en el mismo equipo. Una parte de ellos están tratando de elevar nuestra evolución a niveles más altos, y otros prefieren mantenernos justo donde estamos.”

De acuerdo con Grady, algunas logias ocultas están trabajando con estas inteligencias no humanas que quieren acelerar nuestra evolución, pero otros grupos están trabajando con las inteligencias que desean que permanezcamos en este nivel de conciencia animal.

Esta es una idea muy corriente en los círculos del ocultismo y puede ser dicho con toda seguridad, sin exageración, que cada “escuela” o “logia de adeptos” que existe es considerada, por alguna de las otras, como perteneciente a la Hermandad Negra del sendero del mal. La propia escuela de Grady, la Ordo Templi Orientis(OTO), en realidad, ha sido acusada de esto –magia negra- mucho más a menudo de lo que lo han sido la mayoría de las logias ocultas. Personalmente, he conservado mi sentido del humor y me he mantenido a salvo de la paranoia mientras pasaba de un grupo oculto a otro como estudiante o participante gracias a mi firme adherencia a la máxima legal anglo-sajona de que todo el mundo es inocente mientras no se demuestre lo contrario más allá de la duda razonable.

Tal actitud me ha mantenido a salvo de muchas preocupaciones, pero el acercamiento “a la defensiva” ha sido muy bien argumentado por Isaac Bonewitz, el autor de “Real Magick”: “Los magos paranoicos viven más que los otros,” dice Isaac.

De algún modo la conversación se alejó del concepto de Grady sobre la “guerra en el Cielo”. Grady trató varias veces de volver a sacar el tema para profundizar en él, pero cada vez que lo hacía la conversación derivaba hacia otras ideas diferentes. Tom dijo más tarde que había sentido una presencia en la sala que deliberadamente nos alejaba siempre de ese tema...

El Dr. H. –el psiquiatra cuyo mal viaje de ácido había hecho comenzar esta fiesta de Crowleymass tan impetuosamente para mi (***)- se dejó caer al día siguiente para agradecerme que hubiera hablado con él para calmarle de su ataque de ansiedad.

También, tan pronto como apareció, quiso contarme sus cada vez más aceleradas experiencias con Magick (el sistema mágico de Aleister Crowley). Habían comenzado dos años antes, después de un seminario intensivo en Esalen. El Dr. H. Descubrió de repente que era capaz de ver el “aura” de las personas.

[ El aura del cuerpo humano, conocida por los chamanes y hechiceros desde tiempo inmemorial, ha sido redescubierta repetidamente por científicos a lo largo de los siglos, muchos de los cuales han sido por ello denunciados como “chiflados”. Franz Anton Mesmer la llamó “magnetismo animal” en el siglo XVI. En el siglo XIX, el Barón Reichenbach la denominó “OD”. En la decada de 1920, Gurvich se refería a ella como “el rayo mitogénico”. Wilhelm Reich la redescubrió en los años 30, la llamó “energía orgónica”, y fue destruido por ello por el gobierno de los Estados Unidos que lo acusaba de estar alucinando. Ahora, la fotografía Kirlian ha demostrado más allá de toda duda que el aura existe. ]

Pronto, el Dr. H. Descubrió que podía usar el aura como herramienta de diagnóstico al analizar nuevos pacientes. Esta experiencia, los libros de Leary, y una conferencia mía sobre la Magia(k) de Crowley, le empujó a llevar más allá sus experimentos.

En una playa en el Condado de Sonoma, después de haber tomado LSD el día anterior e intentando una apertura de su conciencia a seres o energías superiores, el Dr. H. (libre ya de la influencia directa de la droga) tuvo una experiencia de contacto con algo proveniente del cielo. “No era exactamente una inteligencia superior”, dijo meditadamente, “o, al menos, no recibí ese aspecto del fenómeno. Para mí, se trataba de pura energía. Terrible energía. Tuve el pecho dolorido durante horas después de eso. Pienso que la energía podría haberme matado, pero estaba totalmente extasiado y sumergido en la disolución del ego en la cima de la experiencia. Si el dolor en el pecho no hubiera sido tan intenso, podría haber sido una experiencia absolutamente positiva.”

[ MacGregor Mathers, Cabeza Exterior de la Hermética Orden de la Aurora Dorada –Golden Dawn-, y maestro inicial en temas ocultos de personalidades como Aleister Crowley, el poeta William Butler Yeats y el novelista Arthur Machen, guardó registró en cierta ocasión de una reunión con los “Jefes Secretos”. Estas ambiguas entidades, conocidas en varias escuelas de entrenamiento oculto, pueden ser según estas creencias los espíritus descarnados de los grandes magos del pasado, o magos vivientes que pueden teletransportarse a sí mismos con la misma facilidad con la que tú o yo hacemos una llamada telefónica, o “ángeles” según la acepción tradicional, o simplemente, “seres que no podemos comprender”. En cualquier caso, Mathers se dio cuenta de que la reunión, aunque placentera, le había dejado con una sensación “como de haber sido alcanzado por un rayo” y sufrió, también, dolores en el pecho y una extraordinaria dificultad para respirar. El Dr. Israel Regardie ha hecho notar que Alan Bennett, que fue el maestro espiritual de Crowley durante muchos años, desarrollo asma, una dolencia pulmonar. Así mismo, Crowley también desarrolló asma a medida que sus contactos con los Jefes Secretos se producían más a menudo; y Regardie, finalmente, sufrió asma durante varios años después de haber estudiado con Crowley, una enfermedad de la no pudo librarse hasta que siguió la terapia energética de Wilhelm Reich. ]

[ Y como interesante sincronicidad relacionada con esto, el Hermano Whitley Strieber, supuesto abducido por alienígenas del espacio exterior y prolífico autor de libros sobre tales temas, sufre también de asma. ¿Coincidencia...? –B:.B:.]

Notas

(*) Robert Antón Wilson dice en “The Cosmic Trigger” que todos somos en realidad la suma de aspectos distintos de la personalidad que en mayor o menor medida toman de vez en cuando el timón de nuestra mente. De ese modo, dependiendo de quién lleve la voz cantante en cada caso, R.A.Wilson se refiere a sí mismo como “El escéptico”, “El místico”, etc.
El presente texto es un capítulo de una de las principales obras de Robert Antón Wilson: “The Cosmic Trigger”, publicado en español como “El secreto final de los iluminados”. Se trata de una magnífica muestra del trabajo de Wilson, que se denomina a sí mismo “Ontologista de guerrilla” y que es capaz de pasar por encima de cualquier experiencia por absurda e increíble que parezca para mostrárnosla con ojos nuevos gracias a su proverbial agnosticismo y su gigantesca comprensión de la realidad. No te pierdas este libro.

Y no te pierdas tampoco la web de Robert Anton Wilson

(**) Se refiere a la religión denominada WICCA. Wicca es una religión neo-pagana de reciente creación. Todas las ramas de la WICCA actual pueden ser trazadas hasta su origen común en la Hechicería Gardneriana que fue fundada en Reino Unido a finales de los 40. Wicca está basada en los símbolos, las celebraciones estacionales y en las deidades y creencias de la antigua sociedad celta. A su material de trabajo se han añadido componentes de Magia masónica y ceremonial de los siglos más recientes.

(***) Todo lo que narra aquí Robert Antón Wilson se produce durante las celebraciones de Crowleymass de 1974, de ahí el título del capítulo. Crowleymass es una celebración pagana, parodia de la Navidad (Christmas para Cristo, Crowleymas para Crowley) Básicamente se trata de una fiesta durante diferentes escuelas ocultistas e intelectuales eclécticos se reúnen para intercambiar impresiones.

A pesar de que existe una versión en castellano de “The Cosmic Trigger – Volume I Final Secret Of The Illuminati”, la presente traducción ha sido realizada por el Hermano Demian [AKA J:.C:.] directamente de la obra original en ingles: New Falcon Publications, 1977/1999, 14ª edición, para Tempus Fungui, antro de perdición tan alejado de la falsa ciencia como cercano de la verdadera magia, ¿o era al revés?.

“Líbranos Señor del Mal, y del Bien” (A. Crowley)

( Volver | Print News - Email to Author - Send to Friend - )

Gisele Bundchen, blanco y negro
Sólo Administradores | Copyright | Privacidad de los datos | Tecnologías Tempus Fungui | LSSI-CE | Créditos
XML y servicios web para los que disfrutan viajando Diseño, desarrollo, programación y multimedia en internet.
ecoestadistica.com Tiempo de proceso: 0,25 ss.