Copyright © 1996-2003 Jesús Noriega
  martes, 23 de diciembre de 2014
Realidades Alternativas y Estados Alterados de Conciencia 
 Emergencias Phantastika Proyecto H.A.P.T. LOGON Enteógenos Rincón Cannábico Ars Erotica Cuerpo Mentes

 
[ + Recursos ]

  HOME ARTICULARIA SALÓN NOTICIAS PERSONAE CINE  
El “mal viaje” histórico de una notable sustancia
2C-T-7 y el caso JLF
ENTEÓGENOS - 28/07/02 12:51 publicado por Demian
Como ocurre con tantas otras fenetilaminas, el 2C-T-7 fue descubierto por el Dr. Alexander Shulgin cuando trabajaba como investigador con licencia para el Gobierno de los Estados Unidos. El “rebelde” doctor, como todos sabemos, hizo públicos sus descubrimientos en el monumental libro Phikal, que escribió junto a su esposa Ann. A partir de aquí, la suerte estaba echada: era cuestión de tiempo que “Lucky Seven” o “Blue Mystic”, como se ha llamado también a esta sustancia, fuera demandada para su consumo por los aficionados a la investigación del mundo interior.

Han pasado varios años desde entonces y, a falta de estudios adecuados por parte de los estamentos oficiales, muy poco es aún lo que se conoce sobre la farmacología de esta sustancia y sus efectos a medio y largo plazo en los avezados consumidores.

Algunos miembros concienciados del movimiento psiconáutico de Internet hicieron saltar después la alarma sobre los posibles peligros de utilizar esta fenetilamina en conjunción con otras drogas, específicamente con éxtasis (MDMA).

Ver: Alerta 2C-T-7 / Blue Mystic

Y ahora, recientemente, parece que la DEA (Drug Enforcement Agency), el organismo encargado de perseguir, demonizar y destruir todo aquello relacionado con las drogas en los EEUU, está absolutamente empeñada de colocar al 2C-T-7 en el lugar que según ellos le corresponde: en la Lista I de sustancias prohibidas por la ley, junto con la LSD, la mescalina, la psilocibina, etc.

Más información sobre esto en este mensaje enviado por DDAA a los foros: La DEA tras el 2C-t-7, el TFMPP y el BZP.

Pero hagamos un pequeño ejercicio de historia. ¿De dónde sacaban los consumidores el 2C-T-7 para realizar sus auto-experimentos? Bueno, en mi experiencia personal, muchos tuvieron acceso a esta sustancia –cuando todavía era perfectamente legal- comprándola a precios abusivos en, entre otros, un comercio con una larga y curiosa historia dentro de la Red: “JLF, Poisonous Non-Consumables” compañía propiedad de Mark Niemoeller que desde hace muchos años ha vendido on-line los más curiosos productos contenidos en un catálogo que haría feliz a Gandalf el Mago por la cantidad de curiosos “venenos” que ofrecía: Amanita muscaria, Acónito, hongos, cactus, lianas y productos químicos “puros” destinados a la investigación.

La campaña actual contra el 2C-T-7 se inició en un artículo de la otrora señera revista de la contracultura musical “Rollig Stone”, que de encumbrar a los mayores drogófilos del panorama musical de los 60 y 70 ha pasado a ser un magazine donde las cantantes de rock nos muestran sus cuerpos semi-desnudos y periodistas que parecen sacados de la época Reagan se encargan de poner en marcha campañas moralistas y sesgadas para aterrorizar a la población, como es el caso de esta que nos ocupa.

En Rolling Stone, centrándose en dos trágicos casos que acabaron en muerte (especialmente de un hombre llamado Josh Robbins) y en los que parece que el 2C-T-7 algo tiene que ver, se postulaba que una peligrosísima droga, un potentísimo alucinógeno, se vendía libremente a través de Internet. La semilla del miedo ya estaba plantada. No hizo falta mucho tiempo para que las autoridades pertinentes se lanzaran sobre JLF y su dueño Mark Niemoeller para acabar cuanto antes con este tráfico del diablo.

Pero no olvidemos un punto importantísimo en este drama y que dice mucho de la actitud actual de las fuerzas antidroga de EEUU: Mark Niemoller sufre persecución, acusaciones y embargo de sus cuentas bancarias por vender productos que no son ilegales.

Habida cuenta del interés que esto puede tener para muchos de nosotros, me he decidido a traducir esta entrevista realizada al dueño de JLF por el diario estudiantil de Illinois dailyIllini.com donde nos cuenta sus puntos de vista sobre esta persecución iniciada por la revista Rolling Stone y continuada sin escrúpulos por la DEA:


Designer drugs.com:
Drogas a la venta en Internet


I.U.P.U.I
The IUPUI Sagamore


(U-WIRE) INDIANAPOLIS — Mark Niemoeller no está muy dispuesto a denominar a sus operaciones de venta en Internet “un negocio de un millón de dólares”.

Piensa que podría haber llegado cerca de este indicador de éxito monetario, pero no puede estar seguro. Los agentes federales han requisado todos los datos y registros de sus transacciones, sus ordenadores y sus cuentas bancarias.

Ahora, se enfrenta a una acusación de fraude relacionado con drogas en un juicio que comenzó el 20 de mayo en la Corte de distrito de Indiana del Sur.
Niemoeller, propietario y gerente de JLF Poisonous Non-Consumables (venenos no consumibles) en Elizabethtown, Indiana, recibió la atención nacional después de un artículo en la revista Rolling Stone sobre la muerte por supuesta sobredosis de un tal Josh Robbins.

El artículo dió la voz de alarma sobre “sustancias de abuso” ampliamente disponibles en Internet. En el centro de la investigación de Rolling Stone estaba el compuesto químico 2C-T-7 un agente psiquedélico que hasta recientemente se vendía bajo el epígrafe “Compuestos químicos puros para la Investigación” en el catálogo on-line de Niemoeller.
Los oficiales de la DEA están considerando una clasificación de emergencia del 2C-T-7 para incluirlo como sustancia perseguida dentro de la Lista I. Esto le colocaría temporalmente en la ilegalidad mientras los investigadores realizan “una evaluación completa de los efectos de la droga”.

Según Niemoeller, cuando Rolling Stone le realizó una entrevista el verano pasado, le dijeron que el artículo sería acerca de los emprendedores de Internet. Afirma que durante la conversación no sabía nada de la muerte de Josh Robbins o de la controversia acerca del 2C-T-7 porque el entrevistador nunca se lo mencionó. Como resultado, sus respuestas parecen impertinentes y sin sensibilidad para el lector, cosa que sin duda es lo que buscaba el autor del reportaje, Mark Boal.

“En ese tiempo, el 2C-T-7 no era ni tan siquiera un problema para mi,” -dijo Niemoller, que vendía la sustancia online a nada menos que 400 dólares el gramo. “Tan sólo era uno de los productos del catálogo de esta compañía. De hecho, dejamos de venderlo meses antes de la aparición del artículo de Rolling Stone simplemente porque nos habíamos quedado sin stock –y no, como erróneamente informa Rolling Stone, debido a la redada de la policía o el supuesto enlace con la muerte de Josh Robbins.”

Niemoller, de 46 años, un ávido buscador y recolector de hongos, lanzó su empresa en 1986 con lo que él continúa considerando la estrella de su negocio: Amanita Muscaria. Su sitio web afirma que el brillante hongo rojo y blanco es “la piel de sapo de los cuentos de hadas y de los antiguos rituales”

Cualquiera que compre un producto en la empresa de Niemoller debe aceptar los términos expuestos en el Disclaimer. Los compradores deben firmar un fax o afirmar su compromiso en una conversación grabada indicando con toda claridad que no ingerirán, consumirán o inhalarán el producto.

El problema, sin embargo, tal como argumentan los oficiales de la DEA y de la FDA (Food and Drug Administration), es que mientras que los productos ofrecidos a través de la web de Niemoller son todos perfectamente legales, la mayoría de estas sustancias –incluida la Amanita Muscaria- son conocidas por ser ingeridas para obtener sus efectos alucinógenos.

Escudándose en que la investigación está en marcha, los oficiales de “narcóticos” (como se les conoce en las películas de Hollywood) no comentan una palabra acerca de los datos específicos del caso de Niemoller. El interesado, no obstante, no se calla cuando se trata de defender la legitimidad de su negocio y los derechos civiles que afirma que están siendo violados.

En una entrevista telefónica realizada con The Sagamore, la cual por cierto Niemoller grabó con el equipo que utiliza para registrar la aceptación de las condiciones de venta por parte de sus clientes, enfatiza convincentemente que su inocencia es evidente a la luz del propio nombre de su empresa.

“Nuestra empresa se llama JLF Poisonous Non-Consumables (JLF Venenos No Consumibles). Hago que nuestros clientes pasen a través de un largo proceso para asegurarme de que ellos entienden que estos productos son dañinos y que pueden matarlos –son, en muchos casos, venenos reconocidos,” dice Niemoller.

“De modo que no entiendo por qué soy supuestamente responsable cuando la gente utiliza estos productos para cosas que van en contra del porqué estoy vendiéndolos. Es clarísimamente un caso de mal uso del producto.”

Niemoller dice que recientemente descubrió en unos documentos legales relacionados con la redada del pasado septiembre que él y su compañía han estado bajo vigilancia de la FDA desde 1998.

De acuerdo con el expediente de cargos federales abiertos contra él por vender sustancias farmacológicas sin licencia, Niemoller ha dejado de ofrecer más de 16 productos prohibidos.

Pero de hecho, todas las sustancias que Niemoller no puede vender como parte de su acuerdo personal con la corte, incluyendo el 2C-T-7, están disponibles para su envío inmediato desde otros websites de la Red, un hecho que no le ha pasado desapercibido:

“Todos mis proveedores todavía existen,” dice Nienmoller. “Ellos no han sido amenazados ni detenidos, ni, por lo que yo sé, lo han sido mis clientes. Sólo yo.”

Artículo de Nancy Golay
dailyIllini.com

Comentario y traducción del artículo realizada por Demian para Tempus Fungí


Para saber más:

JLF – Poisonous Non-Consumables
Entrevista Original (en inglés)
Alerta 2C-T-7 / Blue Mystic
La DEA tras el 2C-t-7, el TFMPP y el BZP
La historia del 2C-T-7 (en Erowid - Inglés)

En un próximo artículo más sobre el caso JLF / Niemoller y la escandalosa persecución ilegal de la DEA contra productos legales
.

( Volver | Print News - Email to Author - Send to Friend - )

Gisele Bundchen, bikini
Sólo Administradores | Copyright | Privacidad de los datos | Tecnologías Tempus Fungui | LSSI-CE | Créditos
XML y servicios web para los que disfrutan viajando Diseño, desarrollo, programación y multimedia en internet.
ecoestadistica.com Tiempo de proceso: 0,38 ss.